Blog Image

La Franquicia en tiempos de crisis

Para nadie es un secreto que Venezuela atraviesa la peor crisis política, social, económica y moral de toda su historia republicana, que existe una gran crisis empresarial en todos los niveles y en todas las regiones, y a pesar de ello, las franquicias siguen siendo una opción válida para todos los actores que interactúan en el sistema. La pregunta que responderemos en este artículo es ¿Por qué las franquicias siguen siendo una opción atractiva en Venezuela?. Quizás sean muchas las respuestas, pero la mayoría de ellas las encontraremos en tres de las fortalezas del modelo de franquicias como sistema.

Lo primero que debemos entender es que el capital en las franquicias no se encuentra concentrado en una sola figura, sino más bien en los diferentes actores que participan del sistema, por lo que cada uno de forma independiente y bajo una misma dirección van a protegerlo realizando de la mejor manera, las labores que le correspondan en la cadena de valor.

Ahora quienes son estos actores, empezamos por el franquiciante o franquiciador, que es aquel que de algún emprendimiento primario desarrollo un negocio exitoso y este una vez probado, a través de otro emprendimiento secundario logro expandirse a través del modelo de franquicias; también tenemos al franquiciado que es aquella persona o grupo de ellas que adquiere una franquicia para su explotación por un tiempo determinado y lugar determinado en contraprestación de unos derechos que debe concertar con el franquiciante. Ya aquí tenemos la primera y principal relación de fuerza para la protección de los negocios, el franquiciante hace todo lo posible para mantener a sus franquiciados operando y generando los niveles adecuados de servicio para producir dividendos y por el otro tienes a un inversionista, que seguramente como es en la mayoría de los casos genero su autoempleo a través de la adquisición de la franquicia, haciendo lo mejor para mantener su negocio productivo. También existen actores no menos importantes que además son estratégicos para el sostenimiento del sistema como son, proveedores de materias primas, de servicios y equipamiento, donde el franquiciante establece convenios para darle garantía operativa a la red de franquicias, también se integran los del sector financiero, el sector inmobiliario, el sector construcción, el sector logístico y transporte, y todos aquellos que contribuyen a la cadena de valor para prestar un servicio uniforme y de calidad.

Lo segundo que ha favorecido al mantenimiento de las franquicias es la fidelidad de los consumidores. A pesar que muchos de los negocios han sufrido los avatares del ambiente en cuanto a contar con todos los insumos y productos para colocar una oferta homogénea y completa a los consumidores, los franquiciantes han buscado las mejores soluciones para garantizar que está oferta se mantenga en los niveles de calidad y precio a los mercados a los cuales van dirigidos. Aquí nuevamente los franquiciantes trabajan para sus franquiciados, para que estos a la vez atiendan a los ciudadanos con los estándares previstos, manteniendo así los niveles de fidelidad requeridos frente a una competencia que atraviesa muchas dificultades.

La tercera razón es que la franquicia representa la posibilidad menos riesgosa de inversión, sin decir que no representa un riesgo, debido a que es un modelo de negocio ya probado y aceptado en el mercado y con estrechos lazos con otros actores que aumentan los niveles de garantías de servicio y aprovisionamiento. La franquicia representa una mejor opción frente el incursionar en proyectos con altos niveles de incertidumbre. En Venezuela tenemos todo tipo de franquicias, desde aquellas basadas en el trabajo desde la comodidad del hogar hasta aquellas que requieren grandes inversiones.

A pesar de la desaparición masiva de negocios, empresas e industrias en el país, las franquicias se han mantenido como forma de hacer negocios. Para el cierre del año 2015 hubo un incremento del 4% en las centrales de franquicias que operan en Venezuela, donde ya tenemos 553 marcas operativas, esto nos posiciona entre los primeros 5 países a nivel de Latinoamérica y con un potencial de desarrollo capaz de generar mucho más de los 95.000 empleos directos que ya generamos. Las franquicias representan una de las mejores formas de insertar a miles de venezolanos al trabajo productivo formal del país.

  • Escrito por Carlos Nuñez, Septiembre 15, 2016
  • Franquicias, Economía